Tag Archives: Facultad de Ciencias Naturales y Exactas

Bajo el lema “El agua es el motor de la naturaleza”, atribuida a Leonardo Da Vinci, la Universidad de Playa Ancha celebró el Día del Agua con una actividad realizada en el sector de Quebrada Verde, Valparaíso,  por parte de un grupo de académicos de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Institución.

Junto a los docentes Dr. Claudio Quezada del Departamento de Biología y Dra. Cecilia Rivera  del Departamento de Química de la Facultad, se reunieron en la oportunidad alumnos de la escuela básica E-286 Montedónico de Valparaíso y  trabajadores de la zona, quienes centraron la jornada en la importancia que tiene el agua en  la naturaleza y la biodiversidad, motivo por el que pudieron recorrer el humedal ‘El Caracol’, ubicado en las cercanías del lugar.

De esta forma, los académicos dictaron a los asistentes las charlas “La importancia de los Humedales en Chile” y “Humedales de Quebrada Verde”, además de realizar una muestra del cómo se mide la calidad de los humedales, la que estuvo a cargo del técnico Elías Arredondo del Departamento de Biología de la Facultad. Durante la actividad también se les encomendó a los niños dos tareas en concreto, reutilizar el agua gris y plantar un árbol, ya que “el agua es el motor de la naturaleza, pero la naturaleza es su casa”.

Al respecto, la Dra. Cecilia Rivera manifestó  la necesidad de asumir un rol en la educación en este tema, particularmente en  lo que se refiere al medio ambiente y los recursos sostenibles. Así, la docente destacó la participación de los vecinos en la actividad, indicando que “trabajamos junto al colegio de Montedónico, en donde encontramos vecinos que no tienen acceso al agua, aun cuando son los más cercanos a los humedales de Quebrada Verde. Por esto, es fundamental notar que la educación y sensibilización a la comunidad respecto a este tema es la principal herramienta para conservar los humedales, pues sólo cuando conocemos y comprendemos el valor del ecosistema que nos rodea es cuando la conciencia ambiental se arraiga en nosotros y somos capaces de respetarlo y cuidarlo”.

Es importante destacar que esta actividad es parte de las acciones comprometidas como Programa de Desarrollo de Biodiversidad de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, que además contó con la participación del grupo “Uplaguas”, quienes tienen como uno de sus ejes de acción la vinculación en torno a temas de aguas en la región.

Junto a lo anterior, la Dra. Rivera indicó que su trabajo con la I. Municipalidad de Valparaíso ha sido esencial. “Nos hemos comprometidos como Facultad de Ciencias Naturales y Exactas a apoyar a la comunidad de la región mediante la Municipalidad, Departamento de Medio Ambiente, y lo continuaremos haciendo ya que el objetivo es apoyar a la comunidad.”

PUBLICACIÓN

Como parte del trabajo desempeñado en el tema acuífero y la labor realizada en el día del agua, los académicos UPLA también publicaron a fines del año 2017 un libro sobre Quebrada Verde, en donde se da a conocer su la importancia de esta zona.

Es necesario resaltar que existen aproximadamente 18 mil humedales en Chile. En Valparaíso se encuentran principalmente en el sector Sur-Oeste de la comuna, en los sectores de Quebrada Verde, Laguna Verde y Placilla, los que albergan aproximadamente veinte humedales, en su mayoría de tipo artificial, a excepción de los humedales la Invernada y Las Cenizas. En tanto, sólo en Quebrada Verde existen tres humedales artificiales: El Criquet, El Plateado y El Caracol.

Se puede encontrar el libro en este enlace.

 

Caras de asombro, entusiasmo, curiosidad y trabajo colaborativo, es parte de lo que se puede percibir en las clases del taller extracurricular de robótica educativa, que un equipo de académicos y estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha, se encuentran implementando en la escuela Estado de Israel, ubicada en Playa Ancha, Valparaíso. El proyecto involucra a alrededor de 30 alumnos y alumnas de 4°, 5° y 6° básico de dicho establecimiento.

La iniciativa fue seleccionada en la convocatoria 2017 de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos (IUPC)– enmarcada en el Convenio de Desempeño “Innovación Social para el desarrollo territorial de Playa Ancha” (CD UPA 1301) y en la política de la Dirección General de Vinculación con el Medio– por lo tanto, se caracteriza por ser fruto de un diálogo entre el territorio; en este caso, la escuela, y la casa de estudios, lo que significa que responde a un trabajo coordinado y conjunto.

El objetivo principal, según explica, el responsable del proyecto, Mg. Juan Carlos Medina, del Departamento Disciplinario de Matemática y Estadística, ha sido estimular la generación de capacidades y habilidades de pensamiento computacional, con el fin de potenciar los aprendizajes matemáticos.

“Se busca desarrollar habilidades, destrezas en los niños y un pensamiento algorítmico, que les permita ver la matemática desde otro punto de vista. Ellos van trabajando conceptos matemáticos en algo que es concreto y real, porque el niño necesita lo concreto y lo abstracto”, explica el académico, quien aclara que para la realización de este taller extracurricular, han ocupado recursos y dispositivos tecnológicos como los programas Scratch y S4A, las placas programables de Arduino y el uso de sensores para la captura de datos.

Construcción del aprendizaje

Conceptos como los números negativos y la medición de ángulos han sido trabajados a partir de este taller, que se transformó en la continuación de un proyecto que partió durante el año pasado en la escuela, pero que dado el éxito obtenido, fue solicitado por el establecimiento para ser nuevamente ejecutado incluyendo, esta vez, a los estudiantes de 4° básico.

“Nosotros que trabajamos en una escuela municipal, con niños que a veces no tienen la posibilidad de estas herramientas, consideramos que la universidad abrió las puertas en ese aspecto. Si bien, comenzamos en un trabajo bastante lento primero, esto ha permitido que los niños se motiven, que aparezca ese deseo por ir investigando, por ir aprendiendo”, dice la Directora de la escuela Estado de Israel, Adriana Salazar Espinoza. Más allá de ser otra clase dentro de la semana, estas sesiones se han convertido en un espacio, en el cual, el conocimiento no sólo se adquiere de manera lúdica, sino que además, se construye desde la propia experiencia de la programación o la manipulación de elementos.

“Como nosotros, permitimos que ellos construyan la matemática a partir de lo que saben y de lo que están haciendo, pasó, por ejemplo, que no conocían el concepto de número negativo, entonces, ellos lo llamaron como “impositivo”. O sea, que tenían más o menos, una idea de lo que era, pero no tenían una definición formal que era de la parte matemática, entonces, igual se ha notado que han aprendido”, cuenta, al respecto, Andrés Muñoz Rojas, uno de los estudiantes de Pedagogía en Matemática y Computación, que se encuentra participando de esta iniciativa de incubación.

Una opinión similar es la que tiene el profesor del 4° básico, Juan Enrique Osses, quien además está a cargo de la asignatura de matemática. Para él, este proyecto ha permitido incluso, que los niños puedan conocer y aprender contenidos, que son de cursos superiores.

“Hay conceptos que se han trabajado en este taller, a través del programa Scratch, que a los chicos les han servido, primero, porque hay algunos que no saben, como, por ejemplo, los números negativos, lo que significa el desplazamiento hacia delante y el desplazamiento hacia atrás. Ellos no saben signos negativos. En este nivel no se pasan los números enteros, pero con esto, ellos suman y restan números enteros, pero sin saber que están sumando y restando números enteros. Entonces en ese tipo de cosas, intuitivamente a través del proyecto, los chicos han ido aprendido ciertos conceptos que les van a servir no solamente en 4°, sino que en 5° 6 ° o más adelante”, dice el docente.

Más que matemática

Sin embargo, este taller extracurricular ha permitido no sólo fortalecer los aprendizajes en matemática, sino que gracias a su metodología, también ha dado la posibilidad a que los niños y niñas generen otras habilidades, que son fundamentales para su formación personal y para su rendimiento en otras asignaturas.

“Hemos ido viendo cómo los niños de a poquito han ido logrando, trabajar en equipo, que es súper importante, y también como muchas de las tareas que tienen que realizar, tienen que aprender primero a leer, desarrollando la comprensión y, en el fondo, a pensar. Buscar cuál es la mejor solución y llevarla a cabo”, dice la directora del establecimiento.

La robótica educativa implica una modificación en la forma de razonar de los niños y niñas, plantean los encargados del proyecto, ya que está relacionada con el pensamiento algorítmico o lógico, que tiene ver con procesos, que integran acciones u operaciones, que se deben ejecutar para resolver un determinado problema: “Cuando nosotros, en las guías, los enfrentamos a un desafío, en el fondo, lo que hacemos es agregarles una complejidad y ellos tienen que ver cómo la resuelven. Entonces deben pensar en el proceso: cómo modifican lo que ya hicieron, qué cosas le tienen que agregar, dónde se las tienen que agregar, qué instrucción les sirve, qué no les sirve, o sea, están pensando algorítmicamente, es decir, en cómo resolver algo, en términos de acciones y procesos”, explica el Dr. Óscar Caneo, del Departamento Disciplinario de Matemática y Estadística de la UPLA, quien también participa en este proyecto.

Equidad social

El taller, al ser de carácter extracurricular, también cuenta con recursos de la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP), de acuerdo a lo que cuenta, la directora de la escuela, quien agrega que gracias a eso, se pudo comprar más material, para sumarlo a los recursos financiados por la UPLA, a través de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos.

En relación, a lo anterior, el académico Óscar Caneo, quien además, es Coordinador de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas dijo: “Esto es parte, también, del compromiso que debemos tener con estudiantes que tienen menos posibilidades o, muchas veces, ninguna posibilidad de acercamiento con la tecnología, porque aquí, si bien es cierto, hay propósitos cognitivos o de aprendizaje, el hecho de estar trabajando con recursos tecnológicos, va haciendo que ellos se acerquen a la tecnología o por lo menos a un área de la tecnología, que nosotros sentimos que en otras condiciones sería casi imposible que lo tuvieran. Entonces, también, se trata de aportar en alguna medida a que puedan estar en mejores condiciones” manifiesta el profesor Caneo, respecto a este “deber ser” de una universidad pública y estatal como lo es la UPLA.

Y qué mejor que los propios protagonistas para explicar lo que ha significado esta iniciativa en el establecimiento. Antonella García, por ejemplo, quien cursa 4° básico, dice: “es muy bueno, porque nos ayuda a aprender más sobre tecnología y a crear juegos”, mientras que su compañero, Damian Ossega, califica el taller como “divertido”: “Estar con mis compañeros, haciendo un autito. Eso es lo que más me gusta de la clase”, agrega.

Aprendizaje bidireccional

Como es característico en los proyectos de incubación UPLA, la idea no sólo es lograr un impacto en el territorio, sino que también traer conocimientos hacia la universidad. En ese sentido, el profesor Caneo destaca la experiencia de poder trabajar con alumnos de educación básica: “El desarrollo del propio proyecto resulta una cuestión bastante apasionante, sobre todo, porque estamos explorando lo que significa trabajar con niños pequeños. Si bien, nosotros somos profesores del nivel universitario, hicimos clases en enseñanza media en algún momento, nunca trabajamos con niños pequeños, en este caso de de nivel básico y el propio trabajo ha ido mostrando cosas que son realmente interesantes, incluso muchas de ellas que ni siquiera imaginábamos que era posible conseguir, desde el punto de vista cognitivo”, dice.

Andrés Muñoz también  destacó que este proyecto le ha dado la posibilidad de acercarse a la práctica pedagógica pero, por sobre todo, ha sido beneficioso en su formación, ya que le ha permitido actualizarse y profundizar en ciertos contenidos: “En la época en la que estamos, se ocupa mucho la tecnología, entonces también nos da la oportunidad de perfeccionarnos en el ámbito del uso de las nuevas tecnologías, que se están implementando para enseñar, como el uso del Scratch, que igual no es un programa complicado de usar, pero muchos no saben hacerlo. Entonces, igual es una bonita oportunidad para aprender y seguir mejorando en ese tipo de área”.

 

 

congreso-en-cs-del-marEn el XXXVII Congreso de Ciencias del Mar: Biodiversidad y Conservación en Ciencias del Mar, el estudiante tesista de la carrera de Geografía de la Universidad de Playa Ancha, Cristian Jorquera, presentó oralmente el estudio “Evolución espacio-temporal de la calidad del agua subterránea en la localidad de Laguna Verde, Valparaíso”.

La investigación expuesta el miércoles 24 de mayo en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, es el resultado del trabajo desarrollado por los Dres. Cecilia Rivera y Jean Pierre Francois, junto los estudiantes Jorge Mendoza, Cristian Jorquera y José Villavicencio.

El estudio se efectuó en el marco de la colaboración conjunta de los Departamentos Disciplinarios de Ciencias Geográficas y Química de la UPLA, a través de proyectos de los investigadores Jean Pierre Francois y Cecilia Rivera. Lo anterior contó con el apoyo del “Programa Biodiversidad” de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas.

estud_pedag_quim_2_Para el Dr. Jean Pierre Francois, profesor guía del estudiante tesista Cristian Jorquera, sostuvo sentirse orgulloso por el futuro geógrafo y los compañeros que participaron en el trabajo. “Considero que esta es una clara señal que los alumnos pueden ir más allá del aula. Por lo tanto insto a los profesores a impulsar a sus alumnos tesistas a participar en instancias de este tipo”.

Riesgo sanitario

La localidad de Laguna Verde, ubicada al sur de la ciudad de Valparaíso, se presenta como uno de los núcleos de expansión urbana con mayor tasa de crecimiento durante la última década. Este nuevo núcleo urbano, que se expande a expensas de una matriz forestal-agrícola, se caracteriza entre otras cosas por presentar una serie de problemas medioambientales relacionados con la calidad del agua.

De acuerdo a los datos recabados solo el 40% de la población se abastece de agua potable, en tanto el 60% restante compra agua sin tratamiento.

Esta condición del agua –arroja la investigación- pareciera empeorar bajo los factores climáticos (intrusión marina en el acuífero asociado a marejadas) y antropogénicos (cambios en uso del suelo y contaminación por aguas servidas y percolados de rellenos sanitarios).

estudiante-congreso-csdel-marEl equipo investigador evaluó, mediante parámetros físico-químicos-microbiológicos en muestras de agua procedentes de diferentes pozos presentes en la localidad de Laguna Verde, durante el año 2014, 2015 y 2016.

Los resultados revelan que gran parte de los pozos ubicados a una elevación menor a 10 metros y en cercanía a la costa, presentan una mala calidad del agua, con altos valores de conductividad de tipo hiposalina (490 – 10.300 μS/cm), nitratos (0,5 – 11,6) mg/L, de agua de tipo muy dura (20 – 1440 mg/L de CaCO3) y presencia de coliformes.

Estos resultados dan cuenta no sólo de lo vulnerable que resulta ser el acuífero presente en esta localidad, el cual se ve afectado por las intrusiones salinas y la actividad antropogénica directa e indirecta, sino también el importante riesgo sanitario en que se encuentra la población que habita esta localidad.

 

 

Cursa segundo año de Pedagogía en Química y Ciencias en la Universidad de Playa Ancha y ya cuenta con reconocimiento internacional, por su trabajo “Implementación de estrategias para la enseñanza de las ciencias, haciendo uso de herramientas tecnológicas”.

Giovanna Silva Santis recibió el primer lugar en la categoría Comunicación Oral, en el III Congreso Internacional “Despertando Vocaciones para las licenciaturas”, efectuado en el Instituto Federal de Pernambuco, Brasil.

De un total de 120 investigaciones presentadas se premió a las 30 mejores, sobresaliendo la propuesta de Giovanna, basada en la tesis de la estudiante Alicia Silva, titulada “Laboratorios Alternativos utilizando materiales reciclables”.

premiacionCon la invitación de la Dra. Lastenia Ugalde Meza, coordinadora docente de Pedagogía en Química y Ciencias de la UPLA, Giovanna elaboró en una primera instancia cápsulas de videos con el registro fotográfico del paso a paso de la implementación de dichos laboratorios, como material de ayuda tanto para profesores como para escolares.

“Estas cápsulas fueron las que presentamos en julio de este año en el “Primer Simposio Latinoamericano de Formación de Profesores”, que organizó la UPLA, en el que gané el primer lugar en la modalidad póster”, cuenta con entusiasmo la estudiante.

Luego, vino el desarrollo de mini cápsulas de video introductorias a la materia de estudio de suelos para sexto año básico, que consideró temas como texturas, drenaje y color, entre otros aspectos. “En 4 minutos quería capturar la atención e interés de los escolares”, cuenta Giovanna.

colegio_1-¿Qué colegio conoció su trabajo?

“La Escuela América de Playa Ancha. En el segundo semestre los niños vieron las mini cápsulas, lo que permitió también mostrar a la profesora de ciencias un nuevo uso del data show, presente en todas las salas y utilizado solo para la proyección de PowerPoint”.

-¿Cómo recepcionaron los escolares su propuesta de trabajo?

“Los chicos se interesan y valoran las materias cuando hay audios y movimiento, porque están acostumbrados a la interactividad, al celular, al tablet. El data con PowerPoint de la escuela se transformó en una segunda pizarra y la propuesta de este trabajo fue dar mayor dinamismo a la clase, y que los niños llevaran a cabo los laboratorios.

Los niños lograron reconocer qué desechos servían para fertilizar un suelo y cuáles eran simplemente de reciclaje. Entonces, se alcanzó un aprendizaje significativo, que fue más allá del simple estudio de suelo”.

clases-¿Y qué fue lo que usted presentó en Brasil?

“Lo que presenté en Brasil fue la aplicación de la herramienta tecnológica en la escuela porteña, es decir las mini cápsulas con contenido de materia sobre el suelo”.

-¿Qué significó para usted recibir esta distinción?

“Es increíble lo que ha ocurrido. Todo gracias a la motivación y guía de la profesora Lastenia Ugalde. Fue complejo también, porque estaba en un lugar con un idioma distinto, pero al final teníamos todos los participantes las mismas preocupaciones de innovar con el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación, para motivar a los estudiantes y contribuir a mejorar la enseñanza de las ciencias”.

Visibilizar la ciencia

-¿Cómo surgió la motivación de hacer las cápsulas audiovisuales?

“Es que la idea de los laboratorios alternativos es muy buena, porque le quita el peso al colegio de tener implementado un laboratorio. Los que estamos en ciencia decimos que, la mejor herramienta para aprender es la experiencia en laboratorio, porque hace más tangible el conocimiento. Entonces, había que aprovechar ese trabajo, para hacerlo visible y aportar.

Si las primeras cápsulas funcionaron tan bien, pensamos que con otras que apoyaran la materia, se estimularía a los niños a prender y le daría sentido a lo que aprenden. Me motivaba lograr un cambio positivo en los niños”.

-¿Cómo hacía los registros audiovisuales?

“Con una cámara fotográfica hice capturas del paso a paso de los laboratorios alternativos y del contenido de la materia referida al suelo. A esas fotografías les puse audio y generé videos explicativos de los laboratorios”.

-¿Quién más trabajó con usted?

“Trabajé con la ayuda de la profesora Lastenia Ugalde, y el equipo del Sello TIC. También con el Dr. Jaime Leiva, a cargo de las Competencias Sello TIC de la UPLA, aprendí muchas cosas en el ramo que él imparte relacionado con dicha materia, y luego con Javier Tricot de Sello TIC, que me enseñó a ocupar el programa Audacity para editar sonido digital, porque yo ocupaba otro”.

Becaria agradecida

-¿Química fue su primera opción al postular a la universidad?

“Sí. De hecho estudié primero Química y Farmacia, pero me desencanté de la carrera y me retiré. Me tomé mi tiempo para tomar la decisión, porque siempre quise enseñar, pero la Pedagogía no era bien visto por mis papás. Me preparé para tener un buen puntaje y obtuve la beca Vocación de Profesor del Ministerio de Educación. Soy la primera de la familia en seguir estudios superiores”.

-¿Cómo se proyecta?

“Lo que quiero es estar siempre perfeccionándome. Cuando saque el título no me quedaré con eso, porque como profesora nunca debo dejar de estudiar, eso es lo entretenido. Si queremos enseñar es porque nos gusta estudiar también.

Quiero vivir todas las experiencias de enseñanza. Partir en colegios, porque me gusta y porque la forma en que se paga la beca que tengo es haciendo clases en establecimientos educacionales municipales o particulares subvencionados, por tres años. También quiero hacer clases en universidades y hacer investigación”.

premiacion-2

-¿A quién le gustaría agradecer?

“A la profesora Lastenia, porque ella vio algo en mí que la hizo invitarme a participar en los dos encuentros internacionales sobre ciencias. Si no hubiera ocurrido eso, probablemente no hubiera sabido de la existencia de estos eventos, porque recién estoy en segundo año. Ella me abrió un abanico de posibilidades.
También agradezco al profesor Jaime Leiva, que me enseñó programas y usos de la tecnología. Yo no soy de la generación que creció con computador e Internet, entonces lo tecnológico no era tan natural para mí”.

www.upla.cl

 

Petorca1-1

Con la confianza por parte de la comunidad de Petorca de contar con las herramientas para asegurar el acceso al agua, tanto en cantidad como en calidad para sus habitantes, la Universidad de Playa Anchajunto a la DSC_0052Unión de Comités de Agua Potable Rural (APR) de Petorca, concluyeron el proyecto que desde noviembre de 2014 los unió en la búsqueda de soluciones para abordar la escasez hídrica.

“Sistemas Participativos de Gestión del Agua y Desarrollo Socio-Económico Sustentable de la cuenca alta del río Petorca”, fue la iniciativa de la UPLA que contó con financiamiento de laFundación de Asistencia Internacional (FAI) de Lugano Suiza.

La realidad local impulsó a esta casa de estudios a apoyar y empoderar a 25 organizaciones comunitarias responsables de proveer agua a las comunidades rurales, denominadas sistemas de agua potable rural o APR de la comuna de Petorca.

A través del trabajo con los APR se benefició a poco más de 6.000 habitantes afectados por la escasez hídrica, causada tanto por factores naturales asociados a una sequía prolongada, como por la gestión deficiente del agua y del territorio basado en un modelo de desarrollo insostenible.

Antonio-Ugalde-2“Creemos que fue un proyecto exitoso en la medida que trabajó una nueva dinámica en el territorio basada en la colaboración y el trabajo en red, y eso es un acierto de la universidad”,expresó el académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UPLA, y director del proyecto, Antonio Ugalde.

Respecto de los logros de la iniciativa, Ugalde dice que fueron muchos. “Contribuimos a la instalación de la Oficina Comunal se Asuntos Hídricos, la primera en Chile de la unión de los APR. Ayudamos a crear un banco de herramientas solidario y otro de semillas. Construimos dos plantas solares y desarrollamos más de 100 talleres de capacitación en gestión, formulación de proyectos, monitoreo de agua, entre otros”, explicó.

El profesional sostuvo que el equipo multidisciplinario de la UPLA se centró en enfrentar la escasez hídrica no como una situación coyuntural, sino como causa de un modelo de desarrollo que ha provocado degradación ambiental y exclusión social. Y plantearon que el acceso y los usos del agua debían resolverse con la máxima participación, y en igualdad de condiciones de los actores locales, bajo un esquema de gobernanza inclusiva y gestión integrada de cuencas.

Voces protagonistas

alcalde-petorca-Gustavo-ValdenegroGustavo Valdenegro, alcalde de Petorca. “Es importantísimo el trabajo que la UPLA realizó con nuestra comunidad, principalmente porque más del 70 por ciento del suministro de agua potable lo ejecutan las APR de nuestra ciudad. Es un trabajo bello por su contenido humano. El agua ha vuelto a nuestra comuna y ya sabemos cómo usarla de buena manera”.

foto-61121Rector Patricio Sanhueza. “Es un gran proyecto que ha afectado positivamente a muchas familias en Petorca y con resultados auspiciosos, que ponen a nuestra universidad en un sitial de vanguardia dentro del sistema universitario regional en un tema de tanta sensibilidad”.

Claudio_TrovatoClaudio Trovato, Consultor Fundación de Asistencia Internacional. “Uno de los logros más importantes del proyecto fue sentar en la mesa a distintos actores activos de la comuna para enfrentar juntos los problemas. La UPLA se incorporó a la comunidad, compartió sus saberes, le otorgó herramientas y la empoderó”.

Alvaro-EscobarAlvaro Escobar, presidente Unión APR Cuenca Río Petorca. “La alianza forjada con la UPLA es muy grande, llegó a la comunidad, trabajamos en calidad de agua, cómo elaborar proyectos, cómo trabajar la Oficina de Asuntos Hídricos. Ayudó a unificarnos y tener una línea de funcionamiento”.

decano-Jose-RubioJosé Rubio, Decano Facultad de Ciencias Naturales y Exactas. “Para la universidad fue una experiencia extraordinaria, de muy alto nivel quizá la más potente desarrollada en vinculación con el medio en un tema tan sensible”.