Rector Patricio Sanhueza convoca a construir futuro en unidad

A la comunidad universitaria:

La dignidad y el respeto a la condición humana es uno de los valores más preciados de nuestra civilización, procesos de conciencia y convicción que han tardado siglos en instalarse, construirse y lograr avances, otras veces también retrocesos. La defensa de los derechos humanos es parte del sello misional, es parte de nuestra razón de ser como institución Estatal y Pública.

Estos derechos fundamentales deben estar presentes en todo nuestro quehacer, en nuestro comportamiento cotidiano con los demás, el respeto a estos derechos debe transformarse en una práctica cotidiana, como parte de nuestra convivencia, más aún si lo hacemos desde una Universidad pública, humanista, social, inclusiva y comprometida con estos valores. Dar respeto y dignidad es una responsabilidad de cada uno/a de los integrantes de nuestra comunidad y es un derecho para todos/as y cada uno/a de quienes viven en esta casa.

En este tiempo se ha escrito un capítulo de nuestra historia, que avanza en equidad de género, lo que constituye un camino humanizador, un paso significativo en los ámbitos de la dignidad, la equidad y los derechos humanos. Estamos todos/as llamados a contribuir y sumarnos a esta tarea, a crear espacios de aprendizaje, diálogo y comprensión, a abrir nuestras mentes y nuestro corazón para escribir juntos los siguientes capítulos de esta historia. La Universidad con su perfil y sello debe ser una institución referente en estas materias que interesan a Chile y al mundo y tengo la convicción de que así será, con el apoyo de nuestra comunidad.

En este sentido el acta de compromiso suscrita el 29 de agosto de 2018 reafirma que “La Universidad de Playa Ancha declara que no acepta ninguna violación, ni atentado a la dignidad de las personas y reafirma su sello en orden a respetar los derechos humanos”, tema que entre todos haremos cumplir siempre.

Es motivo de especial dolor que personas sin sentido de pertenencia y compromiso institucional hayan provocado daños a las instalaciones de la Universidad, equipamientos de alto costo y que son necesarios para la prestación de servicios académicos de excelencia, como así mismo hayan atentado contra oficinas de académicos de manera incomprensible, sin consideración de que ello es también una violación a los derechos fundamentales. En este sentido haremos cumplir nuestra legislación y el acta de compromiso en lo que se refiere a las responsabilidades por daños materiales y morales.

Finalmente, hago un llamado a volver a nuestras actividades académicas mirando y construyendo futuro en unidad, poniendo por encima de todo a nuestra institución, su integralidad, y la dignidad de todos sus miembros como parte esencial de su sello y misión.

Patricio Sanhueza Vivanco
Rector

CompartirShare on FacebookTweet about this on Twitter