Con éxito finalizó Diplomado en Innovación Social de la Facultad de Ciencias Sociales

 

Luego de cerca de tres meses de aprendizaje, se realizó en el Aula Dr. Félix Morales Pettorino de la UPLA, la ceremonia de clausura del Diplomado de Extensión en Innovación Social para el Desarrollo Territorial, perteneciente a la Facultad de Ciencias Sociales. En la ocasión, recibieron su certificado de egreso, más de treinta personas, entre estudiantes de la universidad, académicos, profesionales y fundamentalmente, representantes de organizaciones sociales del Gran Valparaíso.

El programa, que estuvo orientado a generar herramientas para potenciar y mejorar la calidad de vida en las comunidades, fue gratuito y surgió en el marco del Convenio de Desempeño “Innovación Social para el desarrollo territorial de Playa Ancha” (CD UPA 1301) como una propuesta conjunta entre actores de la universidad, especialistas y vecinos, miembros de la Mesa Territorial de Desarrollo de Playa Ancha (MTD).

La iniciativa, además, consistió en el primer diplomado de extensión de la UPLA, un hito que da cuenta de este cambio en la forma en que la institución se está relacionando con el entorno, algo que precisamente, enfatizó el rector de la Casa de Estudios, Patricio Sanhueza Vivanco, en su discurso de bienvenida. “La universidad se debe expresamente a la sociedad, más aún, una universidad regional como la nuestra, que se debe especialmente a su entorno más directo y a los problemas que ese entorno tiene. Cuando decimos que la universidad ha innovado, también nos referimos a innovación también en su cultura en el sentido de que se involucra con los problemas que existen en la sociedad. La universidad está también para aquello”, dijo.

Innovando en la construcción del conocimiento

Al respecto, el Decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Felip Gascón, quien también dirigió unas palabras a los estudiantes, recalcó cómo esta propuesta significó una “apertura” de la universidad a nuevas formas de construir el conocimiento, ya que, no sólo se enfocó en la transferencia de contenidos específicos, sino que también en visibilizar y dialogar en torno saberes que son parte de los territorios y que muchas veces, son invisibilizados desde el mundo académico.“Acá lo que hicimos fue justamente reconocer cómo bajamos a la práctica una teoría que nos hace sentido, a propósito de la Ecología de Saberes y del Conocimiento Compartido, y cómo aprendemos como académicos, también a hacernos nuevas preguntas y buscar caminos de solución con la comunidad (…). No solamente el conocimiento docto, científico, tiene historia, sino también las comunidades tienen saberes acumulados y experiencias que muchas veces han sido más exitosas para enfrentar determinados problemas”, manifestó.

Un tema que justamente fue destacado en el panel de debate “Práctica de los saberes compartidos”, que se realizó durante esta ceremonia de clausura, y en el cual, participaron la Coordinadora del diplomado, Elizabeth Zenteno, junto a un académico del mismo, y tres estudiantes, quienes conversaron acerca de la importancia que el programa tuvo para su crecimiento personal, profesional y, por supuesto, en cuanto a su trabajo territorial.

Vecinos más empoderados

Otro de los objetivos que buscaba este diplomado era aportar en la formación y en el empoderamiento de líderes sociales, algo que se logró con creces, según la vecina Nelly Pávez, dirigenta del Consejo Local de Salud Puertas Negras y miembro de la MTD, que participó de este programa, tanto en sus clases como en su gestación. “Es una gran satisfacción, porque hace muchos años que veníamos buscando que los dirigentes sociales de nuestros barrios y cerros se capacitaran para trabajar las problemáticas que hay en las comunidades y llegar con una mejor base a las autoridades”, comentó la lideresa.

Este aspecto también fue subrayado por la Directora de Desarrollo Comunitario (DIDECO) de la Municipalidad Valparaíso, Romina Maragaño, quien también estuvo presente en esta ceremonia de certificación. “Para nosotros como Alcaldía Ciudadana, esto va muy en sintonía con lo que nosotros pensamos para un modelo de gestión local, con un enfoque territorial y comunitario. Ver a una universidad comprometida con la relación y vinculación con el medio más allá de una actividad concreta, sino que entregar contenidos, conocimientos y formación, creo que es súper importante”, comentó en la oportunidad.

Experiencias y aprendizajes diversos

Y aunque, diferentes eran las expectativas al empezar, tras finalizar este diplomado todos los participantes, coinciden en que la experiencia les permitió alcanzar importantes aprendizajes. A continuación, algunas de sus impresiones:

Rosa Julia Muñoz Orrego, representante de la organización Mujeres de Zonas de Sacrificio en Resistencia Puchuncaví- Quintero: “Fue como un salvavidas gigante, que nos motivó y nos dio esperanza y nos hizo sentir que no estábamos solos ni solas, porque la universidad bajó a juntarse con nosotros, a escucharnos y a poner al servicio de nuestras necesidades urgentes, los saberes académicos”.

David Araya Suárez, estudiante tesista de Geografía UPLA: “La experiencia fue muy grata, ya que me encontré con la sorpresa de que tenía muchos contenidos relacionados con la geografía, entonces, desde ese punto de vista, que es el área en la que me estoy formando, fue muy bueno encontrarse con esa mirada del territorio”.

Jessica Brizuela, tutora académica del programa FACING UPLA de la Facultad de Ingeniería: “Me voy con muchos saberes de mis compañeros. Yo soy ingeniera y no tenía mucho bagaje en el tema social y con la experiencia de mis compañeros como dirigentes sociales, me voy con la herramienta de liderazgo más que nada, porque todos ellos son líderes sociales en sus comunidades”.

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on Twitter